Botox: Mi experiencia, opinión y el antes y después

Aún llevamos el botox con un poco de secretismo. Y la realidad es que es una herramienta antiedad increíble y que, aplicado con cabeza y buen gusto, lo único que vas a escuchar es que estás guapa. Porque bien hecho, te deja el rostro descansado, la mirada abierta y «borra» las arrugas de preocupación que nos deja la vida.

¿Y las de la risa? Esas hay que disfrutarlas.

Nicole Kidman, Renee Zellweger, Courtney Cox… Todas nos acordamos del momento en el que, mujeres tan guapas, de la noche a la mañana aparecieron con los rostros destrozados por un exceso de botox pero, sobre todo, de rellenos faciales. Este tipo de casos han provocado que el uso del botox estuviese estigmatizado, y que a los que no saben del tema les pareciese un producto peligroso y que deforma. Pero la realidad es que el botox, bien puesto, ni se nota.

Linda Evangelista fue la primera famosa que públicamente admitió llevar botox. Y fue valiente, porque la realidad es que antes muchísimas lo usaban pero pocas lo admitían. Afortunadamente, cada vez hay más información sobre el tema, y ya es algo súper común entre cualquier grupo de mujeres. La propia Cincy Crawford afirma que, si tiene la piel tan estupenda que tiene, es gracias a su médico estético. ¡Así que basta ya de tanto secretismo!

Y es que el Botox adormece los músculos. Por tanto, al no moverse la piel y no plegarse, se retrasa la aparición de las arrugas. Simple y estupendo.

 

¿Por qué me pongo botox?

No pretendo aparentar 25 años. Tampoco tener una cara perfecta.

Pero si hay un producto inofensivo y temporal que «duerme» los músculos que causan algunas de las arrugas de la cara, ¿por qué no hacerlo?

Para mí, lo más importante en la piel es prevenir, porque cuando la cara ya está llena de arrugas, es mucho más difícil disimularlas y que salga bien la cosa… Depender de rellenos y liftings es bastante más arriesgado, en mi opinión.

Para empezar, sabemos que un gran porcentaje de las arrugas es causado por el sol. Así que hay que usar protección solar, que además es un antiedad mucho más barato 😉

También, combinarlo con los trucos de belleza de toda la vida.

Y por último, tomarse en serio el cuidado diario de la piel. Yo tengo una rutina facial bastante completa, quizá no hace falta tanto. Pero temas como limpieza, exfoliación e hidratación… Hay que obligarse a hacerlo porque los resultados merecen la pena.

Mi experiencia con botox

Lo uso desde los 29 años. Nunca me vi una arruga, hasta que tuve a mi primer hijo. Las noches en las que me desvelaba se acumulaban y, unidas al cambio hormonal que me resecó muchísimo la piel, fueron la combinación perfecta para que mi piel fuese perdiendo firmeza y ganando en arrugas.

Me gustan las caras y cuerpos naturales. O al menos, que lo parezcan. Así que, ¿ponerme botox? ¡Jamás!

Además, si sólo para comprarme una crema investigo como una loca, encontrar un médico del que me fiase con los ojos cerrados… Iba a ser misión imposible. No me veía entrando en la consulta de cualquiera. Sólo de imaginarme saliendo con una cara que no era la mía, ¡me daba pánico!

Hasta que una amiga se lo puso con un médico amigo suyo. Y el resultado fue perfecto. Natural. Ella estaba igual que siempre pero más descansada y guapa. Así que me lancé. Total, si no me gustaba la experiencia era algo temporal.

En mi opinión, a la que se le nota el botox puede ser por dos razones:

  1. Que ha ido a un médico con poca experiencia o gusto.
  2. Que ha pedido exactamente eso. Al final el médico te da su recomendación, pero si quieres la cara totalmente paralizada, pues te la deja así. En Europa no nos gusta que se nos note lo que nos hemos hecho. Sin embargo, en EEUU en general no les importa si algo parece más artificial.

 

Botox en la frente, el entrecejo y las patas de gallo

Desde el principio me he puesto sólo en el tercio superior. Inicialmente lo que me molestaban eran las patas de gallo. Sin embargo, mi médico me indicó que lo que más se me marcaba era el entrecejo enfadado, algo que yo misma, al mirarme en el espejo, nunca había visto. Y eso, ¡eso sí que envejece!

Así que me dejé asesorar y salí de la consulta con expectación y un poco de miedo, no lo voy a negar… Porque, sin duda, lo peor del botox es que tarda un par de días en verse el resultado final.

Que nadie piense que los músculos que se paralizan son los causantes de algo bonito como la sonrisa. No. Aplicado en el tercio superior de la cara, actúa sobre aquellos que nos provocan enfado y preocupación, como cuando fruncimos el ceño. ¿Me molesta que si tengo un cabreo monumental no me salgan dos rayas verticales en el entrecejo? ¡Por favor!

 

¿El botox duele?

Soy muy miedosa con los temas médicos. El primer día que me puse, recuerdo respirar tan fuerte que no sabía si me iba a marear. Y de pronto, un pinchacito como una avispa, durante unos segundos. Y ya está. Al final es una aguja muy finita.

¿Molestia? Sí. ¿Dolor? He pasado por dos partos, ya te digo yo que dolor, no.

Después es posible que te salga algún hematoma pequeñito, pero la mayoría de las veces no me ha pasado.

 

¿Cada cuánto me lo pongo?

Suele durar unos 3-4 meses. Pero la verdad es que el músculo se va desentrenando de no moverse, así que me voy dando cuenta gradualmente. Las últimas veces lo he notado a los 5 meses, así que me lo suelo poner 2 veces al año. Una siempre antes de verano, para no pasarme todo el tiempo con el ceño fruncido por el sol.

Si una temporada no quiero ponérmelo, no lo hago. No hay más problema.

 

 

Cómo encontrar el médico estético para ti

De caer en las manos de un buen médico estético depende todo. Un criterio erróneo puede hacer que acabes con la cara como Michael Jackson, o peor, como la Veneno. Por eso, en mi opinión:

  • Tu médico estético tiene que tener el mismo gusto que tú. Su concepto de «elegancia» y «naturalidad» tiene que coincidir con el tuyo. Investiga.
  • En medicina estética no te fíes sólo de las fotos de Instagram. Una cara es dinámica y se mueve. Y un resultado perfecto en foto puede no serlo al gesticular. Por ejemplo, me pasa siempre que veo a Kylie Jenner y sus labios. En foto son gigantes pero no le quedan mal. Ahora, cuando la ves hablando, parecen dos salchichas.
  • Menos es más. Siempre. 

 

Mis consejos antes de ponerse Botox

  • Pasa de las promociones sospechosas. El producto tiene su precio, y cualquier médico querrá obtener un beneficio por sus años de experiencia y dura formación. Encontrar un médico de confianza puede llevar su tiempo, o quizá tenga un precio más elevado, pero merece la pena esperar un poco y hacerlo con garantías.
  • Déjate aconsejar por el médico. Si te recomienda que no te hagas algo, no te empeñes. Es el experto y si desaconseja algo que le haría ganar dinero… Por algo será.
  • No hay que darle mayor importancia de la que tiene. Si no te gusta, como es algo temporal, no lo vuelves a hacer y ya está.

 

¿Mi opinión sobre botox?

Como ves, muy positiva. Pero esta es sólo mi experiencia, y lo que yo he sentido y obtenido en este tiempo.

Me hace feliz. Al final es algo temporal y casi imperceptible, pero que consigue que siempre tenga aspecto descansado. Cualquier cosa que nos ayude a vernos más guapas y tener más confianza en nosotras mismas, hecha con cabeza, ¡me encanta!

 

Más sobre cuidado de la piel

 Mi rutina facial de noche

Suplementos de belleza imprescindibles

Los trucos de belleza de mi tía abuela de 103 años

La mejor crema hidratante la usa Victoria Beckham. Y yo también

¿Se puede acabar con la celulitis?

 

En breve entrevistaré a mi médico, el Dr. Ángel Gálvez Rabadán. Además de ser un doctor fabuloso y guapísimo, le ha parecido perfecto que le haga una entrevista con un montón de trucos y dudas sobre botox. Si tienes alguna pregunta para él, escríbemela abajo, en comentarios.

💋 Un besito!!!!

NO TE PIERDAS NI UNA ENTRADA, SUSCRÍBETE

4 Comentarios

  1. Mariem

    Hola Palo,
    Le puedes preguntar a tu médico si recomienda un profesional para Botox en bcn?
    Es q. Buscarlo me parece complicado y no conozco a ninguna conocida q me diga q se lo pone
    Yo me lo puse una vez con una doctora que me encanta pero su precio es imposible 650 y no me lo puedo permitir ni 1 vez al año
    Gracias!

    Responder
    • SrtaPalo

      OK! Jajaja pues seguro que alguna lo hace pero no lo cuenta! 😘😘

      Responder
  2. AMALIA

    Me parece bien lo que cuentas sobre el botox, estoy de acuerdo. Este médico está en MADRID? O solo en Ibiza. Cual es la dirección de MADRID?

    Responder
    • SrtaPalo

      Viene a Madrid también. Puedes contactarle por Instagram y que te comente. Es un encanto.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *