¿Qué llevar en la bolsa del Hospital para el parto?

¿A punto de dar a luz? ¿Ya tienes la canastilla? Son un montón de cosas, pero no te pongas nerviosa porque en este post te dejo todo lo que hay que llevar en la bolsa del hospital para el parto (para el bebé y la mamá). ¡Un problema menos! Además, una lista descargable, para que puedas añadir y tachar lo que ya tienes metido en la bolsa de maternidad.

Las últimas semanas del embarazo son interminables. No creo haber sido la única que se sentía como una morsa… ¡Ya no sabía ni en qué posición dormir!

Además de los nervios por que todo salga bien, si es tu primer hijo te espera un cambio drástico de vida. A ratos me entraba la risa y a ratos me aterrorizaba. He estudiado para hacer muchas cosas pero, ¿DÓNDE SE HACE EL CURSO DE MADRE?

Tienes que estar tranquila y confiar en tu intuición: si todas las mujeres del mundo han sabido hacerlo, tú también.

Una de las cosas que más nerviosa me ponía era tener todo lo necesario para el bebé. Y tengo buenas noticias: me encanta hacer listas de todo. Así que al final del post incluyo un pdf con todo lo que he llevado a la clínica en mis dos partos. TODO.

 

¿Cuándo hay que preparar la bolsa de maternidad?

Recomiendan hacer la bolsa de maternidad un par de semanas antes de la fecha prevista, peeeeero yo la hice bastante antes. ¿Y si se adelanta..?

Además, sobre la bolsa del hospital dejé una nota con todo aquello que faltaba por meter (la ropa que estaba en perchas o cosas que uso diariamente) por si no podía hacerla yo.

Cuanto más organizado tengas todo con antelación, más posibilidades hay de que todo salga bien, ¿no? Y así tendrás el tiempo de última hora disponible para depilarte y llevar el pelo limpio y peinado al hospital. ¡Nadie quiere ir hecha un cromo!

 

Bolsa del hospital para el parto: qué llevar

Sobre todo, ¡No mezcles las cosas de todos en una sola maleta! Imagínate el cacao para buscar las cosas, más aún si te pones de parto de improvisto y no vas a deshacer tú el equipaje.

 

1. Bolsa del hospital para mamá:

Antes de nada, asume que lo que vas a meter en la maleta del hospital no es sexy ni bonito. Vas a parecer una maruja. Ya está.

  • Guarda todo el historial médico del embarazo, documentación y tarjeta sanitaria.
  • Ropa para el hospital: Vas a necesitar varios camisones (si vas a dar el pecho, elige un modelo que esté abierto por arriba). Una bata (vendrán visitas y seguro que no quieres que te vean en el camisón), sujetadores de lactancia (aunque no sepas si vas a dar el pecho, al subir la leche te crecen un montón), calcetines y zapatillas.
  • Para el alta lleva la ropa de embarazo más cómoda que tengas. Lo sé, no es lo que esperabas oír viendo a todas las famosas ideales que salen en el Hola. Pero siento decirte que saldrás casi con la misma barriga de embarazada y con el bebé en brazos…
  • Braguitas de rejilla. Unas bragas tipo malla de patatas en talla única, donde colocar la compresa XXL (estas compresas te las darán en el hospital, no son normales). Son tremendas, pero para mi sorpresa las usé durante la mayor parte de la cuarentena porque me resultaban comodísimas y sobre todo, no había que estar limpiando manchas (con las del bebé ya es suficiente).
  • No olvides cámara de fotos, cargadores y demás tecnología.
  • Bolsa de aseo con tus básicos de higiene y belleza.
  • Para dar el pecho a los bebés y no mojarte la ropa con la leche, discos absorbentes de lactancia.
  • Crema para grietas en el pezón. Purelán de Medela es buenísima. Además es espectacular para hidratar los labios, nunca he encontrado nada mejor. La uso cada noche.
  • Lactancia artificial: en el Hospital te dan los biberones. Cuando esa leche de fórmula le ha ido bien al bebé, te recomiendan seguir con la misma porque tienen el sistema digestivo muy delicado. No hace falta comprarla antes.

Sujetadores de lactancia, aquí 

Discos de lactancia, aquí

Braguitas de rejilla, aquí

Purelán de Medela, aquí

 

 

2. Maleta del hospital del bebé:

Como equipaje del bebé para el parto usa la bolsa de maternidad.

Antes de nada, la primera ropita que vaya a llevar el bebé ponla en una bolsita aparte. La necesitarás para ir al paritorio. Dentro de esa bolsita tiene que ir:

  • El primer body y pijamita del bebé, sus manoplas y gorrito.
  • Y unos calcetines para la ti durante la espera porque te pasas muchas horas sólo con la bata de hospital.

 

Además, como los bebés se manchan bastante, en la bolsa de maternidad hay que meter:

Body para recién nacido, aquí

Pijamas, aquí

Baberos muy suaves para recién nacido, aquí

Toquillas, aquí

 

Neceser para el bebé:

Cepillo de pelo suave. Mis bebés nacieron con una buena cabellera.

Crema para el culito.

Esponja natural y un paquete de gasas.

– El jabón/champú y la crema hidratante para cuerpo. ¡Que tengan dosificador! Sólo tienes una mano libre cuando estás bañando a tú bebé. Mustela tiene una buena composición y bote práctico, por tanto siempre era mi elección. Aquí tienes los mejores champús naturales de bebé.

– Además, también lleva pañales y toallitas. Cuando son tan chiquitines siempre he comprado Dodot Sensitive. Según van creciendo y ya veo que no tienen alergias, los de carrefour son muy buenos.  

Cepillo de pelo suave, aquí

Crema para el culito Weleda, aquí

Gel suave para bebé Klorane, aquí

Pañales Dodot Sensitive, aquí

 

¿Dónde comprar la bolsa de maternidad?

¡Una de las cosas que más he usado! Aún la llevan mis hijos de bolsa de fin de semana o para llevar lo necesario durante los viajes. La mayoría tienen además la opción de colgarlas del cochecito y es comodísimo para ir por el aeropuerto.

Lo ideal es buscar una bolsa de maternidad que tenga los complementos a juego: cambiador, bolsa de aseo, bolsa para el biberón…

En Amazon hay muchísimos modelos, y encuentras las principales marcas de bebés.

Bolsa de estrellitas (cambiador y neceser a juego), aquí

Bolsa de maternidad beis, aquí

Bolsa personalizada con el nombre, aquí

Bolsa para el bebé azul, aquí

Mi marca favorita es Pasito a Pasito. Un clásico, son expertos en el tema y tienen todo a juego. con modelos muy bonitos y clásicos.

Pasito a pasito: Bolsa de maternidad, Neceser, Cambiador y Bolsa para bibes y comida.

 

¿Hay que comprar todo para ir al hospital?

Eso es muy relativo, cada persona tiene necesidades diferentes.

En mi opinión todo lo que incluyo en la Lista Descargable lo es, salvo:

El juego completo del cochecito. Hay algunas mamás que simplemente cambian las sábanas del capazo y no le ponen funda. Pero a otras les gusta llevarlo todo a juego: funda y saco del capazo, de la silla, de la silla del coche (la más conocida es la Maxicosi), capota y bolso para el cochecito.

Según como vayas a abandonar el Hospital, necesitarás tener vestido una cosa u otra. En mi caso, salimos en coche, así que tenía lista la Maxicosi.

– Un kit de belleza: Para mí la BB cream, un maquillaje básico y las planchas de pelo eran imprescindibles: suficiente tenía con llevar esa bata blanca, como para encima verme con pintas.

 

 

LAS VISITAS AL HOSPITAL

¡Entramos en tema espinoso! Hay gente a la que le encanta la marcha, y otra más tranquila…

En mi opinión la gente es un poco pesada con ir al hospital. Lo más primordial es que el bebé pueda descansar y adaptarse a su nuevo entorno, y la madre, recuperarse. Una mujer desangrándose y dolorida no tiene ganas de tener gente en la habitación y menos cuando el recién nacido está nervioso, llora, no quiere tomar el pecho… Tener la habitación llena de gente no facilita precisamente las cosas.

Así que se puede decir con todo el cariño que no te encuentras bien y que necesitas tranquilidad.

A mi marido y a mí lo que más nos apetecía era estar juntos con nuestro hijito, admirándole. Cuando pasaba el ginecólogo a nuestra habitación decía: ¡Qué paz! Y eso exactamente es lo que transmitimos a la familia y amigos antes de dar a luz (y creemos que nadie se molestó).

Obviamente los familiares más cercanos estuvieron con nosotros, y algunos amigos íntimos. Pero en general fuimos invitando a todos nuestros seres queridos una vez nos instalamos en casa, mucho más cómodos y relajados.

 

 

La vuelta a casa

Una vez que llegas a casa, tu vida ya nunca volverá a ser como antes. Además, por culpa de las hormonas, seguramente pases continuamente de estar en el momento más feliz a tener ganas de llorar desconsoladamente. Es normal. Date tiempo.

También te recomiendo que no dediques mucho tiempo a mirarte en el espejo: ya sabemos cómo es una mujer después de dar a luz: un cuadro.

Cuando pase la cuarentena ya podrás empezar a cuidarte, y poco a poco, volverás a ser la mujer que eras. ¡NO LO DUDES!

 

DESCÁRGATE LA LISTA "¿Qué llevar en la bolsa del Hospital para el parto?"

1. DESCARGA

2. IMPRIME Y ADAPTA A TUS NECESIDADES

3. RELÁJATE Y ¡DISFRUTA LA ESPERA!

NO TE PIERDAS NI UNA ENTRADA, SUSCRÍBETE

2 Comentarios

  1. Paula

    Purelan de medela para los labios es lo mas !!! Un día y ya los tengo de nuevo jugosos e hidratados!!! Gracias por el consejo!!!!

    Responder
    • SrtaPalo

      Qué bien Paula! Me alegro un montón! Un besito

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *