¿Podemos acabar con la celulitis?

Piel de naranja, celulitis, pedazo de put___,… Lo llames como lo llames, es uno de los mayores complejos de las mujeres. Pero no te desanimes porque, aunque no es fácil, es posible reducirla.

Ayer fui a Primark a comprar un outfit para una amiga en su despedida de soltera (si, @the_eat_girl_ ¡prepárate!) y la verdad es que a punto estuve de irme a llorar directamente. Es una tienda que me encanta, tiene gangas de TODO: es imposible salir sin la cesta llena. Pero, ¿y esos probadores? ¡Son mortales! Con una luz blanca de interrogatorio, te resaltan todas las imperfecciones que tienes y las que no. De pronto, me vi llena de piel de naranja y unas ganas locas de salir de ahí. No pretendo verme las piernas de Gisele Bundchen, pero sí las mías…

Amigos de Primark, ¿no sería mejor una iluminación más cálida y suave, que haga que las mujeres nos veamos tan tremendas en vuestros probadores que nos queramos comprar todo? Así que salí muy dispuesta a repasar todas las lecciones para hacer desaparecer la celulitis y revisar qué es lo que puedo mejorar.

Me pongo a investigar y me sorprende la cantidad de búsquedas en Google sobre cómo acabar con la celulitis en 3 minutos… ¿Perdón? No quiero desanimar a nadie, pero si fuese tan fácil, no habría todos los veranos fotos de famosas con ella en las revistas.

Para empezar, la celulitis es algo inherente a la mujer. Casi todas (he leído artículos médicos en los que se afirma que en torno al 90%) tienen una zona en alguna parte de su cuerpo. A partir de la adolescencia se acumula tejido graso en nalgas, caderas, muslos y abdomen. Y afecta especialmente a mujeres blancas (estupendo, gracias).

Quiero aclarar que en ningún caso hablo de problemas médicos tipo celulitis varicosa, en zonas extrañas o provocada por alguna infección, sino de la piel de naranja que a todas nos trae por la calle de la amargura.

Hay diferentes grados de celulitis y, lógicamente, al ser tejido adiposo, una persona obesa tendrá más y será más visible. Pero no pienses que las mujeres delgadas se libran de ella del todo: ¡las modelos también tienen!

 

 

Sin embargo, que la piel de naranja vaya en nuestros genes no impide que podamos mantenerla a raya para que no vaya a más. Lo ideal es combinar todas estas pautas que puedes seguir en casa:

Cuidar la alimentación

Parece una obviedad, pero no lo es tanto. Todos sabemos que hay que evitar comer grasas trans, reducir la sal,… Pero en el día a día de una casa como tengamos que estar mirando todo con lupa, ya es para volverse loca.

Una buena manera de hacer esto es intentar que nuestra comida sea lo más natural posible. ¿Cómo? Evitando al máximo los alimentos procesados y envasados. En lugar de comer una tostada de molde diariamente (lleno de conservantes, azúcar…) puedes congelar una barra de pan ya cortada. No se tarda nada en hacer una rodaja de pescado a la plancha o en wok, y te ahorras toda la sal de las latas. ¿Cuántas veces has visto en los ingredientes del alimento más variopinto la palabra soja? Pues la soja afecta hormonalmente a las mujeres. Así que si hoy te apetece cenar japonés, perfecto. Pero que sin saberlo estés tomándolo diariamente, ya cambia la cosa… y podría seguir dando ejemplos durante horas.

Desde hace años sigo una alimentación que intento que sea muy saludable, y gracias a ello adelgacé otra vez tras mi primer embarazo.

 

Hacer ejercicio

Tan importante como la alimentación. Para quemar grasa, moldear el cuerpo, eliminar líquidos y regular las hormonas (no hace falta recordar lo importante que es esto en nosotras 😉 ). Sin embargo, sólo el deporte no es suficiente para eliminar la celulitis que ya está incrustada debajo de nuestra piel.

 

Beber agua

Entre 2 y 3 litros de agua al día. Tampoco es que tengamos que estar con una tabla apuntando lo que bebemos. Funciona algo tan sencillo como tener siempre un vaso a mano, para que no se nos olvide.

 

Tomar suplementos de Centella asiática o Cola de caballo

Estos suplementos naturales son un clásico para la retención de líquidos. Añádelos a tu dieta.

 

¿Funcionan las cremas anticelulíticas y reafirmantes?

Pues… No soy médico. Sólo soy una consumidora que ha probado la mitad de las disponibles en el mercado. Y he de decir que nunca he notado NADA. Así que ya no tiro el dinero, pero esta es sólo mi opinión.

 

Y con tratamientos, ¿se puede eliminar la celulitis?

Vale. Como fenomenal, voy al gim varios días a la semana, pero sigo teniendo un montón de piel de naranja. ¿Qué hago?

Para estos casos hay que recurrir a la tecnología y los avances médicos, que para eso están.

En cada centro de estética o dermatología hay mil tratamientos que te prometen el oro y el moro. Pero, ¿cuál es la efectividad de los mismos? 

Yo sigo el blog del dermatólogo Ricardo Ruíz desde hace años. A parte de ser un profesional muy reputado, personalmente me gusta porque me parece directo y muy realista. Coincido con sus opiniones en muchos temas como el cuidado de la piel, bótox

Tal y como él afirma, es muy difícil hacer desaparecer del todo este problema. Sin embargo, hay técnicas que pueden ayudar a remitirlo.

 

Tratamientos anticelulíticos

 

Drenaje linfático manual:

Mediante masajes, se rompen los nódulos de grasa y se estimula la eliminación de líquidos. Sin embargo, es un tratamiento a largo plazo. 

 

Microneedling

Son microperforaciones en la piel con un aparato llamado dermaroller. Al crear pequeñas heridas en la piel, esta comienza a curarlas, provocando que se creen elastina y colágeno. Aunque no lo he probado para la celulitis, sí lo uso en la cara y es una maravilla. El dermaroller corporal es un tratamiento médico, a diferencia del facial, de uso doméstico. Se recomienda seguir escrupulosamente las indicaciones, para evitar infecciones.

CRIOLIPÓLISIS

Si además de celulitis tienes grasa localizada, puedes recurrir a ella. En mi caso, la probé en el postparto de mi hijo y no note nada, la verdad.

 

CAVITACIÓN

Lo que sí me funcionó, y de qué manera, fue la cavitación. Mediante ultrasonidos, se rompen los nódulos de grasa. Esta se va disolviendo, provocando que la puedas eliminar a través de la orina. Noté unos resultados espectaculares pero tengo que decir que no se si repetiría. Tengo la sensación de que me lo hicieron de manera desigual en los dos muslos, es decir, que no me han quedado simétricos. No es algo perceptible (al menos nunca nadie me ha dicho nada) pero yo que soy muy tiquismiquis sí lo noto.

 

VELASHAPE

Es el tratamiento estrella y más reconocido. Utilizando una combinación de radiofrecuencia, succión y láser, calienta las células grasas y las fibras y tabiques que las rodean. Es un tratamiento rápido, con el cuál se mejora la circulación y el drenaje linfático.

Es el favorito de las Kardashian, y en varios episodios lo ponen por las nubes. Es muy seguro y aúna todas las técnicas que funcionan, así que si tuviese que hacerme algo ahora mismo, buscaría de cabeza un centro con esta tecnología.

 

Como última opción y si realmente te supone un complejo, siempre puedes recurrir a los tratamientos quirúrgicos. Tengo amigas a las que nada les funcionaba, y con una liposucción se han quedado felices.

Sin embargo, es importante que la celulitis deje de acomplejarnos tanto. Por mucho que hagamos, hay un punto en el que ya no la vamos a poder eliminar más. Y no pasa nada por tener un poco de piel de naranja. Aunque en las fotos no lo parezca, incluso las mujeres más espectaculares la sufren. Así que un poco más de vida sana y de querernos tal y como somos. Y, por supuesto, la ropa de Primark mejor pruébatela en casa…

Más sobre belleza

Mi experiencia con el bótox

Mi rutina de noche de belleza 

La dieta de las modelos de Victoria’s Secret

La mejor BBCream del mercado

¿Quieres que te avise de cada nuevo post? ¡Suscríbete aquí abajo!

 

NO TE PIERDAS NI UNA ENTRADA, SUSCRÍBETE

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *