Los 8 cuidados de la piel en el embarazo que funcionan

Cuando una chica va a tener un bebé, aparte de las lógicas preocupaciones médicas, el terror recorre su cuerpo pensando dónde quedarán las horas de gimnasio y su piel tersa.

Bueno, pues tengo una noticia: no es tan terrible. Sólo tienes que ser meticulosa y seguir unos cuidados de la piel en el embarazo mínimos. ¿Quieres saber cuáles son..?

Junio de 2012. En la fabulosa piscina de un hotel de Gran Canaria, un grupo de amigas disfrutábamos antes de la boda de una de ellas. Tumbada al sol, con un mojito en la mano, nunca me habría imaginado la transformación radical que le esperaba a mi vida. Y a mi cuerpo. 

Que el embarazo es una bomba no es ninguna novedad. Nuestro cuerpo cambia de arriba a abajo para adaptarse a la nueva situación. Y esto afecta muchísimo a la piel, que al final es el órgano más grande que tenemos. Y el responsable de que nos sintamos estupendas, o un Orco del Señor de los Anillos.

Mi primer embarazo fue mortal. Físicamente, porque cogí un montón de kilos, y en mi piel… en mi piel los 9 meses parecieron 9 años. Sin duda, la culpa fue de las hormonas, y de que aún no había encontrado mi rutina facial perfecta. A pesar de ser muy rigurosa con el cuidado diario, y de usar productos de farmacia, mi piel daba un poco de pena…

No fue hasta que dí a luz a Nicolás que encontré los productos y principios activos que me venían bien, pero esa es otra historia.

En general en lo relativo a la piel, no hace falta volverse loco porque lo que funciona ya se descubrió hace mucho tiempo. Las cremas súper innovadoras que prometen quitarte 10 años de encima, bueno… ¡si funcionasen nadie se haría liftings!

Aún recuerdo el rumor de la crema de farmacia que supuestamente usaba Isabel Preysler, bastante barata por cierto… ¡Todas a comprarla! Y la verdad es que hidrataba bien… pero de milagros nada de nada.

 

8 cuidados de la piel en el embarazo que funcionan

1. USA PROTECCIÓN SOLAR, PERO NO SIEMPRE

En realidad, esto deberían de hacerlo todas las mujeres del mundo. Hay que ser muy rigurosa con la crema, ya que el sol produce arrugas, envejecimiento, cáncer… Aunque haga nublado o solo vayas a trabajar con el ordenador… Ni siquiera tiene que ser un paso más por las mañanas porque ahora hay muchísimas hidratantes y bases de maquillaje que incluyen filtro UV.

Durante el embarazo es muy común tener melasma debido al cambio hormonal, así que si quieres evitar las manchas, sé rigurosa con la crema solar en la cara y el cuerpo.

Sin embargo, el sol también tiene muchísimos beneficios, empezando por la vitamina D. Es bueno para los huesos, el sistema inmunológico y equilibrar el colesterol… Por no hablar de la felicidad que nos da. Así que los médicos recomiendan un ratito al día sin usar protección solar. Empezando por un paseíto de 10 minutos bajo el sol, que anima a cualquiera y más a una mami embarazada. Puedes aprovechar a la hora de comer, a la salida del trabajo…

 

2. CREMA ANTIESTRÍAS Y ACEITE DE ALMENDRAS. TODOS LOS DÍAS.

Por supuesto, las estrías me aterrorizaban. Siempre he tenido el abdomen liso y tonificado, y solo imaginármelo lleno de rayas, me daba algo… Para evitarlas, hay que seguir dos pautas: intentar engordar lo menos posible, e hidratar, hidratar, hidratar…

En mi opinión, las mejores cremas para embarazadas son las de toda la vida: por la mañana, algo que se absorba rápido, como una crema antiestrías (yo usaba Trofolastín, pero seguro que todas van bien). Por la noche, sin duda lo mejor es untarse en aceite de almendras. No solo ayuda con las estrías, sino también con el picor de la piel, ya que ayuda a su elasticidad. Cuidado porque el aceite mancha la ropa. A mi me encantan las sábanas blanquísimas, tipo hotel, así que compré otras más baratas para no estropearlas). Esta combinación me vino fenomenal. De hecho, el primer embarazo solo me lo di en la tripa, y me salieron estrías en los muslos (¡HORROOOOR!).

Sin embargo, en el segundo, me unté desde los hombros hasta las rodillas, en todas las partes susceptibles de crecer: pecho, abdomen, piernas y culo, y ¡ni rastro de ellas!

Nunca me pondría un aceite en seco, porque tienen alcohol denat (o etanol). Este reseca la piel, así que nunca estaría recomendado, y menos en una piel sensible o seca.

 

3. CREMAS QUE PUEDES UTILIZAR DURANTE EL EMBARAZO

No todos los ingredientes son seguros para el bebé, así que tendrás que revisarlos. Pero en líneas generales seguro que puedes mantener tu rutina de cremas en el embarazo.

Con los cambios hormonales, es normal que cambie mucho la piel, por eso en el embarazo y el postparto hay que hacer un esfuerzo extra. Sigue usando el mejor antioxidante que existe. Eso sí, tendrás que ponerte siempre protección solar.

Algunos exfoliantes son seguros y los puedes seguir usando: las fórmulas suaves con ácido glicólico (AHA) y ácido salicílico (BHA) son seguras. También los scrubs o granulados. 

Además, es fundamental que luches contra la sequedad. La hidratante natural de cabecera de las famosas te irá genial. No hay mejor plan para una embarazada que aprovechar los ratitos libres para relajarse con una buena mascarilla. Puedes variar: ácido hialurónico, colágeno, aloe vera… Todos estos compuestos te van a venir fenomenal.

 

4. ¿QUÉ CREMAS NO USAR EN EL EMBARAZO?

Empezando por los exfoliantes en dosis medias-altas.

Tampoco son seguros: tratamientos de acné, dermatitis, o algunos antibióticos tópicos, ya que pueden causar problemas al feto. Asimismo, debes evitar el uso de la vitamina A, es decir, el ácido retinóico o retinol. Si te sale algún granito, el aceite de árbol del té funciona fenomenal. Es un poco apestoso, pero te lo puedes poner antes de dormir.

Por último, con respecto al láser, bótox y rellenos, los dermatólogos también lo desaconsejan.

 

5. ¿Se puede hacer deporte durante el embarazo?

No sólo se puede, sino que es recomendable. Eso sí, hay que, continuar con el nivel de actividad que tenías antes.

Te va a ayudar a dormir por las noches, a que el parto sea un poco más fácil, a sentirte mejor con tu físico (no nos engañemos, ninguna mujer se ve guapa con 15 kilos más…) y como cogerás menos peso, tendrás menos predisposición a las estrías.

Por supuesto, tendrás que daptar los ejercicios a tu estado: baja la intensidad, pero fuérzate a levantarte del sofá, porque lo vas a agradecer. El yoga es perfecto tanto durante el embarazo como después.

 

6. CUIDA LA ALIMENTACIÓN

A pesar de que hay algunas afortunadas que terminan el embarazo divinas, habiendo cogido los 9 kilos recomendados por los ginecólogos sin esfuerzo, no es lo habitual. Para la mayoría de las mortales, el cansancio y la gula nos ponen el culo como una plaza de toros.

Así que ten fuerza de voluntad e intenta evitar lo que sabes que no es bueno. Mi consejo es que, directamente, no lo compres, porque a ver quien es la suertuda que se come una onza de chocolate y ya… 

Si a pesar de tus esfuerzos no eres capaz de mantenerte a raya, estos consejos te ayudarán a recuperar tu forma física después de dar a luz.

 

7. ¿ES MALO TEÑIRSE EL PELO EN EL EMBARAZO?

Por supuesto, la pregunta que nos hacemos todas. Los médicos no lo desaconsejan. Lo que no recomiendan es probar algún producto que no hayas usado antes, por ejemplo decoloración en la raíz, pero por temas de alergias. Yo seguí haciéndome las mechas rubias sin problemas.

 

 

 

8. USA MEDIAS DE COMPRESIÓN (SI TIENES VARICES)

También si tienes tendencia a coger peso o si, simplemente, trabajas mucho tiempo de pie. Durante estos meses la cantidad de sangre en el cuerpo crece más de un 20%, y estas medias ayudan a prevenir los problemas de circulación. Las recomiendan desde el tercer mes hasta un par de meses después del parto.

Pregúntale a tu médico porque te puede hacer la receta para comprarlas. Si no es el caso, se pueden comprar medias de compresión para varices en Amazon, o en cualquier farmacia.

 

Esto sólo son pautas generales. Lo importante es que lo adaptes a lo que te funciona a ti. Por ejemplo, en mi rutina de belleza suelo usar productos son lo más natural posible, así que en el embarazo tampoco usaba siliconas, parafinas, o ingredientes perjudiciales. 

Dedica un ratito a cuidarte antes de dormir, y observa tu piel. Ante la duda, ve al dermatólogo. Igual soy un poco exagerada, pero siempre he ido cuando he notado cambios fuera de lo normal, como manchas o algo raro… Pienso que siempre es mejor preguntar al médico y quedarme tranquila.

¿Y lo más importante para estar preciosa en el embarazo? ¡Disfrutarlo! No hay mejor complemento para una madre embarazada que una buena sonrisa. Y si no, mira a Blake Lively, que en sus tres embarazos está radiante.

Por último, aquí tienes mi rutina facial de noche, súper detallada. Prácticamente toda ña he podido seguir en mis embarazos.

😘😘

NO TE PIERDAS NI UNA ENTRADA, SUSCRÍBETE

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *