La pasta que no engorda, ¿utopía o realidad? Pasta Konjac

La pasta engorda. Y el arroz, también. Puedes engañarte a tí misma pensando que es una inofensiva ensalada, que la boloñesa es casera o que sólo es un cacito de arroz con las albóndigas. Yo lo hice durante un tiempo. Pero la realidad es que si estás intentando bajar de peso y no puedes… quizá deberías plantearte probar la pasta konjac. Porque aunque parezca una utopía, la pasta que no engorda existe…

Si te pregunto por tu comida favorita, casi con total seguridad será un plato lleno de hidratos. Paella, lasaña, arroz con calamares en su tinta, marmitako… ¡Basta ya! Para ser una chica que siempre había comido lo que me apetecía manteniéndome en una horquilla de peso, fue duro darme de bruces con mi primer embarazo. De pronto, si quería verme bien, ya no podía permitirme esas licencias.

Siempre he tenido buen apetito. Después de criarme en el norte, acostumbrada a platos inmensos y deliciosos, para mí siempre ha sido inimaginable hacer una dieta en la que pase hambre. Así que mi máxima es reemplazar todo aquello que no puedo comer, por una alternativa natural y saludable.

Llevo años comiendo pasta o arroz un día a la semana, y nunca por la noche (porque ya no te mueves mucho, y eso va a ir directo al michelín). Esto ha marcado una diferencia enorme en mí, así que lo tengo asumido con resignación. Verme bien en el espejo me hace más feliz que los 15 minutos de placer en la boca. Al fin y al cabo, hay muchísimos platos deliciosos que engordan la mitad.

Pero claro…

¿¿¿Alguien puede creer que esto es fácil???

Así que cuando una amiga me recomendó una pasta que no engorda, no lo dudé ni un momento.

La pasta konjac es un sustituto de la pasta que no engorda. Hecha con fibra, aporta poquísimas calorias por ración. Recetas de pasta konjac.

 

¿Qué es la pasta Konjac?

La pasta Konjac o pasta Shirataki se elabora a partir de la raíz de un tubérculo llamado Amorphophallus Konjac. ¡Tela el nombrecito! Pero si su único componente es 100% vegetal, empezamos bien, ¿no? La particularidad de esta es que está compuesta por Glucomanano, es decir, FIBRA. ¡Y ya sabéis lo maravillosa que es la fibra para el cuerpo! El Glucomanano (presente en los sobres con inulina que tomo cuando estoy fuera de casa) es soluble, absorbe muchísimo agua y sacia el estómago.

El resultado es un plato de pasta con un 3% de fibra y un 97% de agua con el cual: no digieres carbohidratos, no tiene azúcar ni grasa, y sólo aporta 6 Kcal por ración. Sí, has leído bien. Parece demasiado bonito para ser verdad pero… ¡así es!

Ahora bien, todo eso significa que no es un alimento que se pueda comer solo, porque es como si te bebieses un litro de agua. Igual tienes la tripa llena, pero no te has alimentado. La pasta Konjac no aporta nada nutricionalmente. NADA.

Por tanto, lo interesante es hacer un acompañamiento súper nutritivo con proteínas y vegetales. De esta manera, puedes comer un delicioso plato de tagliatelle sin remordimientos.

¿Es exactamente igual que la pasta tradicional? No. Su textura es gelatinosa y viene en un líquido con olor raruno. Si hay alguien que lo come solo, ¡le admiro!

 

¿Cómo cocinar la pasta konjac?

Para mí, lo importante para hacerla y que quede rica es hacer un acompañamiento sabroso y cocinarlo con él. Siempre le pongo verduras, y a menudo carne y pescado, para formar un plato único nutritivo.

 

La forma de cocinarlo es la siguiente:

  1. Quitar el líquido y escurrir durante 2-3 minutos bajo el grifo, moviéndolo bien para que este se vaya totalmente.
  2. Aunque pone que se puede calentar solo, como ya he dicho para que quede rico hay que cocinarlo con lo que vayas a acompañarlo, y que coja su sabor.

También hay formatos en seco, pero requieren más tiempo de elaboración.

 

 

Mis recetas de pasta konjac favoritas:

La he introducido en muchísimos de mis platos y ¡quedan deliciosos! ¿Saben igual que con la pasta y arroz tradicional? No. Sobre todo por la textura. Pero si el acompañamiento está sabroso, están buenísimos. Para mí se ha convertido en una opción de cena ligera perfecta.

 

– Pasta konjac con salsa boloñesa:

Esta salsa puede ser súper light si se hace el tomate con poquito aceite. Yo sofrío cebolla y zanahoria picadita hasta que están tiernos. Rehogo la carne picada y añado el tomate frito. Cuezo lentamente y cuando ya está lista, añado la pasta Konjac bien escurrida y la caliento un par de minutos. Es fundamental servirse bien de salsa, es decir, el alimento. También hay lasaña konjac, súper buena opción para el fin de semana.

 

– Spaguetti konjac con gulas y gambas.

Mi favorita y RAPIDÍSIMA. Sofreír varias cabezas de ajo peladas y unas cayenas. A fuego fuerte echar las gulas y las gambas. Seguidamente los espaguetis bien escurridos y cocinar todo durante 2 minutos.

 

– Tagliatelle con salmón y verduras:

Sofreír cebolla cortada en juliana, y cuando esté blandita añadir pimientos, champiñones, …la verdura que quieras. Añadir el salmón en taquitos a fuego fuerte y cocinar un par de minutos. Bajar a temperatura media y añadir los tagliatelle. Dos minutos y ya está.

 

– Wok de noodles konjac con salsa teriyaki:

Me encanta comer woks. Es súper apañado y quedan buenísimos. El fuego tiene que estar muy fuerte y le pongo la tapa al wok. Primero empezar con la cebolla e ir añadiendo la verdura hasta que se vaya reblandeciendo. Luego poner ternera, pollo, langostinos… (la proteína que tengas) y añadir los noodles y la salsa que más te guste: teriyaki, soja, agridulce… Remover un par de minutos. ¡Ñam!

 

– Paella de marisco:

Espero que ningún valenciano se ofenda, en mi casa lo llamo así 😉

Sofreir pimiento y un par de dientes de ajo. Añadir calamares, mejillones… Añadir el caldo de marisco y el azafrán machacado y cocer. Añadir los gambones al final y a continuación el arroz konjac durante 2 minutos.

 

– Paella de pollo:

Primero dorar el pollo en taquitos. Reservar. Sofreir ajo, pimiento y las verduras que te apetezcan (guisantes, judías…) hasta que estén blanditas. Añadir el pollo, azafrán machacado y un poco de caldo de pollo. Cocer 2 minutos y ¡lista!

 

¿Dónde comprar pasta Konjac?

No todo podría ser positivo… Es mucho más cara que la pasta tradicional. Mientras que puedes comprar espaguetis integrales para toda la familia por menos de 1€, las raciones individuales de pasta konjac rondan los 2-3€.

Tienes que buscar la palabra konjac en alguna parte del paquete ya que hay algunos Shirataki que no lo son (pueden ser fideos ramen, o de soja o arroz). Si sigues dudando, fíjate en la tabla nutricional. Si en la pasta la cantidad de hidratos por 100gr es superior a 10, no lo son.

 

Pasta Konjac en Amazon

Yo siempre hago el pedido en Amazon. Ofrecen varios paquetes, incluso packs de distintos tipos de pasta, para ir variando de recetas.

Mis hijos la comen perfectamente, aunque suelo hacerles la misma comida pero con pasta de toda la vida. De todas maneras, hay una receta en la que no me he atrevido a sustituirla. Es la mega olla de macarrones con chorizo que hago cuando nos apetece un buen homenaje y que, por qué no decirlo, me quedan que te mueres. ¡Muy mala madre sería si privase a mis hijos de uno de los mejores recuerdos de la infancia!

NO TE PIERDAS NI UNA ENTRADA, SUSCRÍBETE

2 Comentarios

  1. Emma

    Gracias Palo,
    Muy interesante post, la verdad es q tenia pendiente probar la pasta konjac pero como no la veo en el súper me olvido
    A ver si compro online y al pruebo, y esos macarrones con chorizo q te quedan tan bien, como los preparas?

    Responder
    • SrtaPalo

      Hola Emma!! Muchas gracias guapísima 😘😘 Se la he prometido a mis hijos el domingo que viene, así que la subiré!!

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *