Cómo ser elegante en 10 pasos

Navegando por Youtube, aparecí en el video de una chica que explicaba cómo ser elegante. Vestida como una mujer rica de telefilme, hablaba estirada cual palo, con voz impostada y moviendo las manos como si imitase a alguien. ¿WHAT?

Mientras la escuchaba hablar de llevar faja, bolsos de miles de euros y dormir en camisones de satén, sólo me daba la risa. ¿Eso es elegancia?

Según Giorgio Armani «La elegancia es sinónimo de simplicidad y naturalidad.» Buena definición. Me pongo a pensar en mujeres que me la transmiten, conocidas y anónimas. Esas a las que no puedes evitar mirar con fascinación. Y recopilo los 10 factores que les hacen elegantes, en mi opinión.

 

Clase, estilo y elegancia. ¿Es lo mismo?

Aunque muchas veces se usen indistintamente, está claro que no. Además, para cada persona tienen connotaciones diferentes.

  • El estilo es tener buen gusto. Se puede cultivar con libros de moda, clases de estilismo, intuición e inteligencia. Muchas actrices, celebrities o modelos lo tienen. Con un rollazo increíble, siempre van de punta en blanco, visten y combinan prendas muy bien y son llamativas… Pero a la hora de hablar y de comportarse, les falta algo.
  • Una persona elegante es aquella dotada de gracia, nobleza y sencillez. Que tiene buen gusto y distinción para vestir. (Real Academia Española). La elegancia trasciende la moda. Mucha gente lo confunde con ir vestida como Anna Wintour. Quien, obviamente, no puede ser más elegante. Pero la mayoría de las mujeres no necesitan ir tan arregladas en su día a día. Ni una colección de collares que bien podría ser una hipoteca.
  • La clase es otra cosa. Un talento innato. Tener clase es sinónimo de distinción y categoría. No tiene un estilo concreto. Tampoco estrato social, ni nivel adquisitivo. Quien tiene clase, lo tiene todo: estilo y elegancia. Y además no puede evitarlo: en su manera de hablar, de expresarse, de ser discreto y educado… Tiene clase en el parque, en una cena de gala y en pijama. Se tiene, o no se tiene.

Como los genes no los podemos cambiar, vamos a ver los 10 puntos que tenemos que cuidar para, al menos, ser elegantes.

 

¿Cómo ser elegante?

¿Se puede ser elegante yendo al gimnasio? Yo creo que sí.

¿Se puede ser elegante en un vuelo transoceánico y viajar cómodamente? Yo creo que sí.

Para mí, la elegancia es la armonía entre cuatro pilares:

  1. Actitud: El saber estar.
  2. Estilo al vestir: Aunar sofisticación con sencillez, y siempre adecuándose al entorno y el evento.
  3. Postura corporal y gestos: La gracia y delicadeza con la que se mueve una mujer.
  4. Not trying too hard: Todo lo anterior tiene que ser natural. A las que se hacen la fina se les ve a leguas. Una mujer elegante lo es desde dentro y en todas las ocasiones de su vida.

Resumiendo, hay que ir acorde a la situación, transmitiendo sencillez, limpieza, feminidad y saber estar. ¡Vamos allá!

 

Cómo ser elegante en 10 puntos

 

1. EDUCACIÓN Y SABER ESTAR

Coco Chanel afirmaba que «La elegancia es cuando lo de dentro es más bello que lo de fuera.»

No es elegante una persona llamativa ni exagerada. Eso no significa ser soso o no tener sentido del humor. Pero desde luego, hay que evitar ir llamando la atención y de manera estrafalaria. Tampoco podemos irnos al otro extremo: alguien altivo y prepotente produce rechazo.

Nuestra forma de hablar, usar un vocabulario adaptado al entorno y mantener un tono de voz moderado, también juegan un papel importante.

Los modales y saber estar se van adquiriendo durante el desarrollo de cada persona. Viendo a mis hijos lanzarse sobre la comida como si llevasen una semana en ayunas, hay veces que lo veo muy negro. Pero a cabezota no me gana nadie 😂😂

 

2. EL PELO

La educación más exquisita se quedaría en nada con una melena sucia o descuidada. Estéticamente, es lo primero y que más dice de una mujer. Tenemos que ir bien peinadas siempre.

¿Quiero decir que hay que ir de peluquería? No es necesario. El pelo tiene que ser femenino y natural, evitando los looks tarta de boda.

Mi estilo de peinado favorito y, en mi opinión, uno de los más elegantes, es el french hair. Relajado, pero muy cuidado y de aspecto natural.

 

 

No hay excusas para llevar el pelo enfoscado y con pintas de loca. Invierte en buenos productos, un buen secador y dedícale 15 minutos. Además, asegúrate de que en el bolso llevas siempre un pequeño neceser con horquillas o una goma.

¿Y si tienes el pelo hecho un desastre y no hay tiempo de arreglarlo?

  • Un champú en seco es la solución. Suelo usar Batiste porque deja el pelo genial, es muy efectivo y barato. (Mi opinión completa sobre él, aquí).

Champú en seco Baptiste

Champú en seco Batiste, aquí

 

Además, hay que tener un par de peinados comodín: esos que te sabes hacer sola y quedan muy resultones. Desde siempre el mío es un moño bajo como los que lleva Meghan Markle. Literalmente te lo haces en 2 minutos, y da igual si tu pelo está bien o mal.

De tintes exagerados, artificiales y llamativos, por supuesto nos olvidamos.

 

3. LAS MANOS

¡Ninguna mujer con clase llevaría las manos descuidadas!

Para empezar, la hidratación es fundamental. Durante el día hay que aplicarse crema de manos cada vez que nos las lavemos, y por la noche, un chute extra (me gusta mezclar mi crema habitual con aceite de jojoba). Incide siempre en las cutículas.

Aceite de jojoba

Aceite de Jojoba, aquí

 

Las uñas tienen que estar arregladas. Las más elegantes no son demasiado largas, están limpias y bien limadas. Si no tienes tiempo para manicuras, o se te rompen muy fácilmente, opta por darte una capita de brillo o usar tonos nude. Aquí tienes los colores neutros que más te favorecen según tu tono de piel.

¿Qué esmaltes son los más chic? Siempre los clásicos: rojos, burdeos, nude o transparente.

 

4. HIGIENE Y UN BUEN OLOR

¿Es necesario hablar de la higiene personal? Seguro que a estas alturas ya la tenemos controlada.

Oler a limpio me parece una de las mejores sensaciones del mundo. Una casa es más bonita, un hombre más atractivo y una camisa más blanca, si huelen a frescor y aire puro. Prefiero pasarme de lavar la ropa que quedarme corta.

Es la base para añadir un ligero toque de un perfume especial, que refleje nuestra personalidad y nos haga sentir bien. Hay que buscar uno exclusivo, que no esté muy extendido, y siempre probarlo en nuestra propia piel, ya que el perfume reacciona diferente según el pH.

 

5. EL MAQUILLAJE

Durante el día hay que usar un maquillaje que no se note demasiado. Pero hay que llevarlo. Que las mujeres elegantes parezca que no se han maquillado, no quiere decir que no lo hayan hecho… Un ojo experto descubrirá una base muy ligera, y pequeños detalles que enfatizan la mirada, borran imperfecciones, y dan aspecto saludable.

¿Crees que no hace falta? ¿Acaso no tendrías mejor aspecto sin ojeras y con las mejillas levemente sonrojadas?

Toda mujer tiene 5 minutos para dedicarse. ¡No hay excusas! Y nada de hacerlo en el ascensor o en el espejo retrovisor.

¿Y si no sabes cómo hacerlo y que quede bien, o qué es lo que te favorece? Haz un curso de maquillaje. En las tiendas de muchas marcas los ofrecen a cambio de llevarte producto. Yo recomendaría Bobby Brown o Mac, marcas clásicas donde manejan los looks naturales a la perfección.

  • ¿Productos básicos para un maquillaje natural?

BB Cream con protección solar, corrector, máscara, un toque en las cejas (un simple cepillado o rellenarlas con un lápiz, en función de cómo las tenga), un poco de colorete y/o bronceador y una barra de labios.

Para eventos de noche o más especiales, se puede jugar con las sombras de ojos, eye-liner… Siempre siendo sutiles y evitando el efecto drag-queen tan de moda en Instagram. Además, un exceso de maquillaje sólo envejece.

Cuando vamos a estar varias horas fuera de casa, hay que llevar a mano lo necesario para un retoque rápido: barra de labios, papeles matificantes…

La mejor herramienta para una piel jugosa y natural es una beauty blender. No sé cuántas veces lo he repetido ya, pero es que es brutal la diferencia.

Beauty Blender

Beauty Blender, aquí

 

 

6. ESTILO AL VESTIR

Especialmente según vamos cumpliendo años, hay que dejar un poco de lado lo trendy, para invertir en piezas atemporales que realmente nos favorezcan.

Siempre huir de prendas vulgares, que estén mal cortadas y de los tejidos que griten barato. Incluso con un presupuesto ajustado puedes encontrar maravillas. Nuestra ropa tiene que sentarnos bien y aportarnos dignidad.

Los mejores looks son los que enmarcan tu cuerpo y tu cara, enfatizando lo más bonito que tengas.

¿Accesorios? Siempre. Uno o dos especiales, sencillos y sofisticados. Darán personalidad al look.

Olvídate de bolsos exagerados, de la logomanía y de todo aquello que no vaya con tu personalidad.

Gracias a la ropa reflejamos nuestra personalidad, pero no hay que olvidarse del protocolo. Por mucho que haya gente que piense que da igual, no es así. Cada lugar y evento tiene sus normas de etiqueta y hay que cumplirlas. Si hay que llevar corbata, ir de largo o evitar ciertos colores, se hace. Es muestra de respeto y educación.

Una mujer elegante nunca deja de serlo al cruzar la puerta de casa: ir cómoda no conlleva ir ridícula. Si tienes pijamas o ropa de estar por casa con la que te daría vergüenza cruzarte con un vecino, ¡Tíralos de inmediato! ¿O acaso tu marido no se merece verte en condiciones?

 

7. LA EXPRESIÓN CORPORAL

Me parece de lo más difícil. Prueba de ello es que este artículo se me ocurrió viendo a una chica que se se autoproclama ejemplo de elegancia, y que, sin embargo, da risa porque no resulta natural.

La expresión corporal dice mucho de nosotros: una buena posición, los hombros bien colocados, caminar con feminidad, mirar, sonreír y hablar con finura. Gesticular levemente y con gracia. Transmitir amabilidad. Y todo esto sin que parezca impostado.

La elegancia no hay que perderla ni cuando nos enfadamos. Nada de gritar como locas. Y mucho menos tirar una sartén a tu marido, como Amber Heart. 😱

 

Gal Meets Glam

 

8. CIRUGÍAS Y RETOQUES

Todas las que aparecen en los rankings de elegancia parece que no se han hecho nada porque no se les nota. No tienen nada artificioso en su rostro ni en su cuerpo. Quizá se hayan operado el pecho, pero dirías que es natural. Igual llevan ácido hialurónico en los labios, pero simplemente parecen hidratados…

Menos es más siempre, y por eso hay que buscar un médico estético que consiga resultados sutiles y elegantes.

 

9. EFFORTLESS

O lo que es lo mismo: la elegancia se lleva en los huesos, en la manera de transmitir simplicidad y naturalidad. Nunca debe de llamar más la atención el bolso que tú… No debes de ser relegada por un vestido. Ni tu cara ser la protagonista por el maquillaje. Ante la duda, opta por la sencillez.

 

10. PERSONALIDAD

Es básica en cualquier persona con clase. Una mujer elegante tiene que tratarse con dignidad y estar cómoda consigo misma. Y sobre todo, no fingir.

Todo esto hay que reflejarlo en la forma de vestir, peinarse y hablar. Porque algo esté de moda, no significa que haya que ir de uniforme como todas las demás.

Tanto la combinación de colores, los accesorios y la forma de peinarte, tienen que partir de tu interior y reflejar tu forma de ser. Un vestido ladylike con unas bailarinas es elegantísimo, pero yo nunca me lo pondría porque no va nada con mi personalidad.

Se habla mucho del chic parisino pero, sinceramente, creo que en España tampoco nos quedamos cortos. Mientras escribía este artículo me he cruzado multitud de mujeres trabajadoras, elegantes, con personalidad y gracia, que llevan la clase en los huesos.

 

¿Qué es elegante para ti?

*******

 

Cómo hacerte la manicura en casa (para que dure)

Cómo crear un look básico con estilo en 5 minutos

Olaplex 7: el aceite para el pelo que lo reconstruye

Ideas de regalos para mujer (que hacen ilusión)

El mejor secador de pelo (que me ha hecho perder la cabeza)

Manicura de uñas nude, ¿qué color te va?

NO TE PIERDAS NI UNA ENTRADA, SUSCRÍBETE

2 Comentarios

  1. Ana

    Cada día te superas!!!! Me ha encantado leerte hoy!!!
    Y en muchas de las cosas que dices te veo reflejada! Clase, estilo y elegancia natural lo tienes tú!

    Responder
    • SrtaPalo

      Que mona!!! Igualmente preciosa!!!

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *