Cómo hacerte la manicura en casa (para que dure)

Cómo hacerte la manicura en casa (para que dure)

Cómo hacerte la manicura en casa (para que dure)

Cómo hacerse una manicura fabulosa que dure es un deseo de todas las mujeres. Los mejores esmaltes y los pequeños detalles marcan la diferencia, para que te dure toda la semana. Aquí te explico los que me funcionan a mí.

Hace unos días hice una encuesta en Instagram preguntando si queríais que hiciese un post sobre cómo hacerse una manicura que dure varios días perfecta y… La respuesta fue un «sí» abrumador. Así que te he preparado un post con bien de trucos y de products para que te salga perfecta.

Es una preocupación normal, porque en las uñas no hay término medio: en cuanto empieza a estropearse ya te tienes que quitar el esmalte. Y sólo algo como limpiar la encimera de la cocina ya supone una seria amenaza.

Además, la opción de Shellac y demás manicuras permanentes o semipermanentes en mi opinión sólo debe de hacerse ocasionalmente, ya que va dañando las uñas.

Antes de nada, reconozco que soy muy rata a la hora de hacerme la manicura. Siempre he sido bastante apañada, así que pagar lo que vale un buen esmalte SÓLO porque me las pinten… ¡siento que estoy tirando el dinero! Sin embargo, los pies son otra cosa: fuera durezas, exfoliante, masajito… mmmmm…
Pero claro, hacerse las uñas en casa lleva bastante tiempo. Y cuando sólo tenía que ocuparme de mí no me importaba, pero con la vida diaria de niños, cenas… Por lo menos, que te dure el esfuerzo para toda la semana. (Misión imposible si además las tienes bastante quebradizas como yo).

Para hacerse una buena manicura que dure más, lo primero es encontrar una franja de tiempo en la que puedas estar sin hacer nada con las manos. Yo aprovecho para escribir en el ordenador, mientras me tomo un buen café de inulina. ¡Mmmm!

 

CÓMO HACER UNA MANICURA EN CASA DURADERA

1. Preparar las uñas

Antes de empezar, las uñas tienen que estar súper limpias, para que se adhiera bien el esmalte. Pulir levemente la superficie con una lima Buffer también ayuda (yo uso la de Mercadona). Hay gente que usa un deshidratador, pero a mi me da cosa. Estoy todo el día poniéndome ácido hialurónico en la cara, ¿y le voy a hacer eso a mis uñas?

El aceite de cutículas hay que limpiarlo muy bien antes de hacer la manicura. Si no, los restos van a hacer que el esmalte no se peque bien a la uña. Para retirarlas bien, puedes ducharte antes (lo mejor) o tener las manos un ratito en agua. Yo uso el aceite de Mavala.

2. Las capas, finas

Para que dure, todas las capas que apliquemos tienen que ser finas, y también hay que dar una pasadita en el borde de abajo de la uña, para evitar que se abran y se descascarille.

3. Básico: una buena Base Coat

Importantísimo, casi más que el esmalte. Mi favorita es la Natural Base de Opi. Nunca me salto este paso porque, además de prolongar la manicura, protege la uña y evita que se tiña con los colores. Se seca rápido, así que no da pereza. Aunque hay productos que combinan Base y Top Coat, en mi opinión no son tan buenos.

4. El esmalte

Normalmente basta con 2 capas de esmalte, y dejarlas secar un ratito entre ellas. Recuerda que cuanto más gruesas sean las capas, más probabilidades habrá de que se estropeen luego.

Mis esmaltes favoritos son de Opi.

5. ¡No te saltes el Top Coat!

El mejor Top Coat es Seche Vite. Se seca rapidísimo y quedan perfectas y brillantes.

6. Los pequeños arreglitos

En las zonas que te hayas salido, lo mejor es borrarlo con un bastoncillo o un pincelito sintético mojado en quitaesmalte. Mientras te las pintas, puedes pulir los bordes con un palito de naranjo.

Recuerda, la siguiente hora, no puedes hacer nada importante con las manos.

 

CÓMO CUIDAR LA MANICURA PARA QUE DURE

¡Buen trabajo! Ahora hay que conservarlo durante una semana. Para ello te recomiendo dos normas universales y dos cosas que igual son un poco raras, pero a mí me funcionan.

  • Siempre que voy a mojar las manos en la cocina, me pongo guantes. Aunque sea la tarea más pequeña. Si no lo haces, entra el agua y se levanta el esmalte.
  • La calidad de la lima se nota. Las de Beter son muy suaves para la uña pero liman muy bien. No puedo usar otra.
  • Nunca me limo las uñas cuando me hago la manicura (sólo las retoco un poco). Lo hago a mitad de semana y con el esmalte puesto. Así mato dos pájaros de un tiro. Por un lado elimino los pequeños descascarillados (¿esto existe?). Para que me entendáis, las puntas vuelven a estar perfectas. Siempre limando en el mismo sentido. Por otro, teniendo las uñas tan quebradizas, siento que al limarlas con el esmalte se me abren mucho menos. Al final es una capa que las protege.
  • Después de limarme, me pongo otra capa de Top Coat, especialmente incidiendo en el borde de la uña que acabo de limar.

 

 

Siguiendo todo esto a rajatabla, consigues una manicura ideal y duradera.

Pero, como en todo, hay que usar el sentido común. La manicura francesa me parece elegantísima, pero no la llevo NUNCA porque en un día ya me queda fea. Si vas a tener mucho que hacer y no vas a poder tener las uñas bien, es mejor sólo llevarlas limadas y pulidas que con el esmalte roto. Cuando no tengo tiempo, me pongo una capa de Base y otra de Top y ya está. En 10 minutos puedes volver a la rutina, y si se descascarilla no se nota nada.

Unas manos cuidadas elevan el look de cualquier mujer, y no hay excusas de tiempo que valgan: todas tenemos un ratito antes de dormir.

 

Mis favoritos de belleza

Mi rutina facial de noche completa

La mejor BB Cream del mercado, Erborian

Huda Beauty, mi maquillaje con contour favorito

NO TE PIERDAS NI UNA ENTRADA, SUSCRÍBETE