Maquillaje para cara cansada (por si tus hijos se han metido en tu cama a «dormir»)

2 a.m. Después de un día mortal has caído en la cama y disfrutas de un reparador sueño. De pronto, oyes una vocecita angelical al fondo del pasillo. Sin saber cómo, acabas con uno de tus hijos acaparando tu almohada y el otro dándote patadas por debajo de la sábana. ¿Resultado a la mañana siguiente? Una mortal cara de cansada con sesión obligatoria de maquillaje para ojeras.

No es ninguna novedad. Cuando tenemos hijos nuestros sueños se ven contínuamente interrumpidos. Pero si hay algo peor que el dolor de cabeza que te espera al día siguiente, es que tengas tal cara de cansada (¿debería de decir de culo?) que encima todo el mundo te pregunte: ¿Estás bien?

Para evitar eso, hay un par de truquitos para que el espejo no te recuerde que no apenas has dormido.

 

1. Deshinchar los ojos.

Antes de maquillarte, aplícate un poco de frío en la zona. Me encantan los parches de ojos (guardados en la nevera) porque te los pones y mientras puedes ir haciendo cosas. Pero si tengo tiempo, mi favorito es el rodillo de Jade o Cuarzo.

Uno de los mejores trucos de belleza es, sin duda, el masaje facial: deshincha las ojeras y activa la circulación. Palabra de mi tía abuela.

 

2. Corrector de color.

Para las ojeras es muy recomendable hacerse con un corrector de colores (como este): Con un pincelito, sólo cubre la zona que tengas oscura. Neutraliza el color azulado con el color naranja. Si el tono es más morado, hazlo con el amarillo.

 

 

3. Corrector. El clásico.

Posteriormente, usa un corrector normal en toda la ojera y la esquina interior del ojo. Hay muchas mujeres que usan productos tipo Touche Éclat de Yves Saint Laurent, sin embargo me parece un error para la ojera. Da un poco de brillo (y por tanto, volumen – justo lo que tenemos que evitar en una ojera) y apenas cubre. Para ocultar la mala cara, hay que usar un producto que cubra el tono e hidrate. Yo uso el Creamy Concealer de Nars, en tono Ginger. Es mi favorito porque cubre las imperfecciones, se unta bien y no reseca. Siempre busca un tono de corrector más claro que tu piel.

Después, matiza con una capa fina de polvos matificantes como los Airbrush Flawless Finish de Charlotte Tilbury. Este paso es crítico para conseguir un resultado que dure muchas horas.

 

4. Iluminar el ojo.

Ponte un poquito de sombra blanca en la esquina interior del ojo. Hay que difuminarlo muy bien para que no quede un pegote. Es mágico: te abre el ojo y da buena cara al instante.

 

5. Cuidado con los tonos muy oscuros.

Esos días, intenta evitar tonos oscuros en sombras y labiales. Lo mismo con las cejas, no las pintes muy marcadas ni muy oscuras.

 

6. Siempre raya.

Ponte raya en el párpado superior para abrir el ojo, a poder ser marrón. A diario suelo pasar de hacerme la raya, pero cuando lo hago, siempre recibo algún buen comentario. Si incluso mi hijo de 6 años me ve más guapa cuando me la pinto, ¡tendré que hacerlo más a menudo! 😉

 

7. El colorete es clave.

Usa un color alegre en las mejillas. Un rosita o melocotón son perfectos. Nada muy dramático. Hace tiempo descubrí el colorete de Paula Echevarría, y se ha convertido en uno de mis favoritos. Su maquillador, que antes trabajaba con Max Factor y ahora Yves Saint Laurent, siempre le ha dejado el rostro muy jugoso, y una de las razones es este colorete en crema.

 

8. Un truco increíble para abrir el ojo.

Usando un tono de maquillaje más oscuro, como el que se usa para el contouring, dar una pincelada desde el rabillo del ojo hasta la sien, en dirección ascendente pasando por la cola de la ceja. Tiene que difuminarse bien, para que no se note un brochazo. Hace un efecto lifting en los ojos que queda que te mueres.

Mi producto FAVORITO para dar forma al rostro es Tantour de Huda Beauty. Se extiende genial porque es muy cremoso, y sirve tanto para contornear como para ponerte morena. Es perfecto porque es muy mate, de larga duración, y es oscuro pero con tono cálido. Lo uso para todo, incluso para dar forma a los ojos.

 

 

Por último, es súper importante no pasarse. Peor que una cara cansada es una cara cansada con medio kilo de maquillaje para ojeras. En Europa tenemos una cultura de darle naturalidad al rostro y que parezca que somos así de guapas de nacimiento. Para eso, la mejor BB Cream ¡y listo!

¡Un besito!

COMPARTE EL POST

NO TE PIERDAS NI UNA ENTRADA, SUSCRÍBETE

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *