Cómo crear un look básico con estilo en 5 minutos

¡Qué fácil es caer en una mala rutina fashionista cuando tienes hijos! Un día dedicas una buena parte de tu sueldo a zapatos, y cuando menos te das cuenta, resulta que tú también tienes «uniforme» para ir al colegio: leggings, plumífero y moño deshecho. Nos ha pasado a todas. No desesperes porque sólo dedicando un rato podrás ser capaz de ir ideal al colegio y a la ofi. ¡Atenta!

Estamos de acuerdo en que la moda es divertida, MUY divertida. Incluso aunque no sea una de tus pasiones, seguro que cuando tienes un rato libre te vas a dar una vuelta por Zara. Por eso, a cualquier chica soltera le cuesta entender que para las que somos madres, haya momentos en los que vestirse es un suplicio.

-Mis hijos se han tirado el vaso de leche encima, tengo diez minutos para ducharme, vestirme, arreglarme y no llegar tarde al colegio. ¡MÁTAME CAMIÓN!-

 

 

En esas circunstancias, no ves más allá de la camisa blanca y el pantalón negro. Es imposible ponerse creativa y no hay que sentirse culpable por ello. Lo que hay que hacer es adoptar soluciones para que el proceso de vestirnos sea rápido y efectivo.

La cosa se complica si, además, trabajamos desde casa o no tenemos que ver a nadie. Directamente vamos a por el chándal. Que sí, que están muy de moda, pero también hay que darle un toque para que no parezca que vienes de limpiar el trastero.

En mi caso siempre tiro a comprarme básicos, y tengo el armario lleno de camisetas de algodón, camisas y pantalones lisos, vaqueros… Así que es muy fácil caer en un look simple.

Para evitarlo, y lograr un outfit efectivo y bonito hecho con básicos, a mí me ayudan mucho estas prácticas:

 

CÓMO MONTAR UN LOOK BÁSICO CON ESTILO

 

1. ELEGIR UNA PRENDA ESPECIAL

A la hora de organizar el look, empiezo por elegir una sola PRENDA ESPECIAL, que va a ser la protagonista del look. Pueden ser unos zapatos llamativos, una americana cuyo color me favorece mucho, un vestido divertido… Alguna prenda que tenga personalidad, aunque tampoco hace falta volvernos locas.

Escoger esto es lo que más tiempo me lleva porque para las tonterías soy muy indecisa. Así que muchas veces lo pienso la noche de antes, cuando me organizo el siguiente día.

A partir de ahí, completo el estilismo con básicos: el pantalón que llevo siempre con esos zapatos, una camisa que combine,… Una vez que tengo la pieza protagonista del look, el resto es menos importante, así que cojo lo que sé que va a funcionar.

 

 

2. BUSCAR EL ACCESORIO PERFECTO

Ya estamos vestidas. Perfecto. Ahora, hay que transformar el look básico en chic.

Para ello, voy a escoger un ACCESORIO PRINCIPAL. Muchas veces un sombrero, un collar o unos pendientes importantes son todo lo que necesitas para ir diferente. Este depende principalmente de la temporada que sea y de la Prenda Especial que nos hayamos puesto.

Si es verano, no hay muchas opciones: un collar, el bolso, las gafas de sol… Nos vemos más limitadas, pero lo bueno es que hay que combinar muchas menos piezas.

En invierno, tenemos mucho más donde elegir. Cuando los zapatos son básicos, voy a por un abrigo o un bolso con personalidad. Pero si me he puesto unos botines de leopardo, seguramente que busque todo discreto, salvo los pendientes o las gafas de sol.

 

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

With the beauty @oliviapalermo at #PFW 💓 #fashionweek #fashion #OliviaPalermo

Una publicación compartida de Fashion Adviser – Naty Abascal (@natyabascal) el

 

Luego añado todos los accesorios extra que me apetecen, pero son menos protagonistas que el principal. Nunca llevaría varios elementos llamativos a la vez. Me parece un riesgo para el cuál salir airosa sólo es posible si tienes el estilazo innato de Naty Abascal u Olivia Palermo.

Con la misma ropa, podemos transformar un lookazo de día en un estilismo de noche. Sólo hay que cambiar zapatos, pendientes, añadir un cinturón… Una experta es Cindy Crawford, que adapta su estilo a lo largo de todo el día, manteniendo sus imprescindibles y cambiando detalles.

 

 

3. NO HAY MANERA, NO ME SALE UN BUEN LOOK

Hay momentos en los que estoy demasiado atascada como para seguir estos sencillos pasos de 1 + 2, o se me ocurren combinaciones catastróficas.

Yo tengo el hobby de guardar los números de colecciones de revistas como Vogue o Telva. En ellos voy señalando combinaciones que me gustan. Cuando estoy leyendo una revista y veo un look que me encaja, pongo un post-it.

No hace falta que colecciones revistas. Mucho más práctico es cortar las páginas que te inspiren y hacerte una carpetita o un Vision Board para tener en el armario o vestidor.

Si eres más de Instagram, haz una foto a la pantalla y guarda todas en una carpeta. Cuando estés falta de inspiración, una rápida mirada y ya tienes el look.

No sólo puedes guardar las fotos por la combinación de la ropa, sino también por la de colores. Hay uniones innovadoras que igual por ti misma no se te ocurrirían.

 

 

4. TENER LA ROPA ORDENADA

Que el armario esté organizado es fundamental. Teniendo todo ordenado por categorías es más fácil encontrar prendas de las que no te acuerdas normalmente, o que hace tiempo que no te pones.

Si además, dentro de estas categorías lo ordenas por colores, ¡ya es la pera! Puede parecer un poco exagerado, pero en cuanto lo has colocado así unos días, te sale sólo. Y luego ahorras tanto tiempo rebuscando entre perchas… -Voy de turquesa, quiero algo rosa, ya está-.

 

 

5. VE DE COMPRAS CON CABEZA

Antes de ir de compras, me gusta organizarme un poco:

 

Doy un vistazo a mi armario:

¡Cuántas veces me ha pasado llegar a casa con un vaquero prácticamente igual a otro que tengo! Especialmente cuando tenemos niños, nuestras prioridades van más allá de tener el último modelito. Así que todo lo que vaya encaminado a una mejor gestión de nuestro bolsillo, ¡bienvenido sea!

 

 

Intento salirme de la norma en accesorios como zapatos o bolsos: Por ejemplo, evitando comprarlos siempre muy básicos. En lugar de buscar un bolso negro liso, voy a por uno que me pegue con todo, pero que no sea aburrido. Uterqüe es genial para eso, porque hasta el artículo más sencillo tiene algo especial.

 

Prendas en las que merece la pena invertir:

Todas las que sean atemporales y básicas. Por ejemplo, unos zapatos de salón, unas zapatillas blancas, un jersey camel… Comprarlos de calidad te va a evitar tener que comprarlos de nuevo, y son muy ponibles ya que combinan con todo.

 

Ropa en la que no invertir (si no quieres):

Toda aquella muy trendy que se va a pasar de moda enseguida. Cuando compro esas, voy a tiendas low cost directamente. Tampoco me fío de los zapatos muy baratos en general, paso de que me hagan rozaduras o me sude el pie.

 

Comprar prendas versátiles. Pantalones que sirvan para la ofi y para el parque. Vestidos que se puedan llevar como camisa o como chaqueta. Todo depende de los accesorios y los zapatos.

 

 

Como ves, no es tan difícil darle un toque especial a un look aburrido. Con las redes sociales ni siquiera tienes que tener una imaginación desbordante. Isabel Marant sólo hay una.

¿Tu también has caído en el uniforme de madre con prisa?

Comparte el post con una amiga que también se sienta identificada 😉

COMPARTE EL POST

NO TE PIERDAS NI UNA ENTRADA, SUSCRÍBETE

4 Comentarios

  1. Anabel

    Me encanta el post! Desde que tengo al peque siempre voy muy básica incluído moño despeinado jejeje así que tus consejos me vienen genial. Por aquí tienes una nueva seguidora.

    Responder
    • Palo

      Muchas gracias guapísima!! Si, si, el momento moño es inevitable jajaja!!! Un besito!!!

      Responder
  2. maria

    Me encanta el post!!! A ver si me pico algo porque yo soy de básicos simples y siempre que puedo me lanzo en plancha al vaquero con la primera camiseta planchada que pillo…

    Responder
    • Palo

      Gracias María!! No hace falta que cambies tu forma de vestir. Sólo añade una prenda especial a esos básicos y vas a ir perfecta!! Yo me paso media vida en vaqueros 😉 Un besito!!

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *