El mejor secador de pelo (que me ha hecho perder la cabeza)

Buscar el mejor secador de pelo es como encontrar al hombre de tu vida: un proceso largo en el cual sólo alcanzarás el éxito a base de prueba y error. Algunos son estupendos para tu madre, pero a ti te parecen muy pesados. También los hay con una carcasa impresionante pero cuando los pruebas… ¡nada de potencia! Y otros, solamente sirven para despeinarte.

Después de años en los que cada vez tenía el pelo en peores condiciones, decidí que tenía que encontrar el mejor secador de pelo del mercado. Durante esa búsqueda, llegué a la conclusión de que hay 2 errores de base cuando las mujeres compramos uno:

1, Por un lado, tenemos la idea preconcebida de que un secador no es más que un electrodoméstico que echa aire caliente sobre el pelo, y eso lo encuentras en cualquier súper. PRIMER ERROR. Un secador de pelo es el aparato que usas sobre uno de tus activos de belleza más valiosos y delicados.

2, Por otro, que si quieres uno bueno tienes que buscar un secador profesional, de los que usan en las peluquerías. SEGUNDO ERROR. Nada tiene que ver el uso que hacen ellos con el mío en casa. En una peluquería necesitan un aparato potente, que aguante horas sin calentarse y a la vez expulse mucho aire caliente para moldear rápido: todo el tiempo que estés sentado de más en su silla, es dinero que pierden. Y es que en realidad el daño que el calor cause a tu pelo sólo en una visita no es muy relevante. Pero sí lo es para un uso continuado.

En post anteriores he hablado maravillas del secador Dyson Supersonic. Y cuando digo que es el mejor secador de pelo del mercado, es porque sencillamente lo es.

No soy profesional, pero sí una friki absoluta del pelo. Desde pequeñita siempre quise ser peluquera: me volvían loca las melenas brillantes de las princesas de cuento. Luego la vida me llevó por otros caminos, pero el pelo y el maquillaje siempre han sido mis hobbies. ¿Es normal dedicar 2 horas a arreglarme cuando salgo a cenar? Seguramente no. Pero me lo paso pipa. Y ahora, puedo contar en mi blog todo lo aprendido durante ese tiempo. Así que dos pájaros de un tiro. 😉

Pero volvamos al tema. ¿Cuál es el mayor daño que se puede causar al cabello? Sin duda, quitando tintes y decoloraciones, el exceso de calor. Las altas temperaturas crean pequeños poros en el pelo que provocan que esté más propenso a romperse. Y también, que la luz no se refleje de manera uniforme y, por tanto, no brille. 

 

 

Ok. Así que lo ideal es encontrar una herramienta que nos ayude a moldear el pelo usando el mínimo calor posible. ¿…Eso existe?

He probado muchos otros, incluso el afamado secador Parlux. Y los hay fabulosos y súper potentes pero… ninguno es tan bueno como él. ¿Por qué? Porque el secador Dyson consigue la misma excelencia en todas las técnicas, pero con el mínimo daño para el pelo. Quizá para melenas muy resistentes no haya diferencia, no lo sé. Desde luego, con mi pelo rubio y fino, cuando me he secado con Parlux, siempre se me ha achicharrado alguna punta.

 

Por qué es el mejor secador de pelo

Es difícil describir todas las características del secador Dyson Supersonic sin parecer un catálogo, pero no me quiero dejar ninguna porque es un aparato en el que se nota que han dedicado mucho mimo en su diseño.

1- Tiene tres temperaturas de secado (100º, 80º y 60º) y una de aire frío, a 28º. Esto no es nada novedoso, todos los secadores lo tienen. Pero lo que sí lo es es que su motor digital controle la temperatura 20 veces por segundo. Es decir, SIEMPRE hay el mismo nivel de calor saliendo por la boquilla.

Quizá pienses que no es para tanto, pero normalmente los secadores se van calentando por momentos y nada tiene que ver la temperatura con la que empezaste a secarte el pelo con la que terminas. El aparato se recalienta, y ese calor va directo a tu preciada melena. Sin embargo, Dyson Supersonic mide que la temperatura sea constante durante todo el secado, lo cual protege su salud. Parece la típica promesa de anuncio, pero la realidad es que tengo el pelo mucho más brillante y más suave.

 

 

2- No tiene una potencia increíble para ser un secador: 1.600 vatios. Seguramente cualquier secador de 50€ tenga más. Pero es que no la necesita. Tiene una tecnología multiplicadora del aire, que consigue un flujo altísimo y controlado. No hace falta ser ingeniero para confirmar esto: basta con secarse las manos en cualquiera de sus secamanos: en 10 segundos tienes las manos secas con aire frío. Pues imagínate lo rápido que puede secarte el pelo.

3- Es ligero en las manos. Esto no quiere decir que pese menos que otros. Sino que, al tener el motor en la empuñadura, varía el centro de gravedad con respecto a los que lo tienen en la parte superior. Por tanto, resulta más ligero en el uso. Y cuando quiero moldearme todo el pelo, ¡vaya si se nota!

4- A pesar de sus increíbles resultados, no tiene las grandes dimensiones de otros secadores profesionales de peluquería, y es lo suficientemente pequeño como para llevarlo de viaje cómodamente. Desde luego, su tamaño es perfecto. Y amiga, el tamaño importa.

5- La mayoría de los secadores decentes tiene el sistema de iones negativos, y obviamente, Dyson también. Y de la sinergia entre temperatura baja + flujo altísimo de aire + iones negativos, tú consigues el pelo más brillante. ¿Se nota en un secado? No lo sé. A largo plazo, ¡desde luego que sí!

6- El cable es larguísimo. Esta tontería es súper cómoda: para hacerte peinados, cuando secas el pelo a los niños, si estás en un hotel y no puedes enchufarlo dentro del baño… (Señores Hoteleros, basta ya de poner esos enchufes en los lavabos. ¿A qué juegan?)

7- Consigo un peinado fabuloso sin encrespamiento, aunque esté en el lugar más húmedo del planeta (si, en las Islas Canarias también). Mientras que con otros secadores tengo que pulir muchísimo el pelo, y repasarlo una y otra vez con cepillo y secador para que aguante decente, con la potencia de Dyson Supersonic logro lo mismo en la mitad de tiempo.

8- Trae 2 boquillas y un difusor. Una boquilla más ancha, para secar y moldear. Es la que uso en mi pelo. Otra mucho más estrecha, para moldear el pelo más rebelde. Además, tienen un diseño de doble capa, es decir, que el lado interior es el que se calienta, pero tu las coges por el exterior. Por tanto, permanece fría y la puedes cambiar sin quemarte. El difusor distribuye el pelo, de tal manera que lo puedes secar sin deshacer los rizos. Todos los accesorios son magnéticos, por tanto son facilísimos de poner y quitar, se puede hacer con una mano.

 

 

9- Cualquier niña con pelo largo seguro que se enreda el pelo en el filtro un montón de veces. Y es lo peor, porque pelo que se mete por ese agujero, pelo que hay que cortar. Sin embargo, en este secador el filtro por el cuál absorbe el aire está en el mango, así que no se te queda el pelo enredado en él. Ni una vez.

10- Antes, mi proceso de peinado consistía en: primero secar, y después planchar. Ahora, sólo uso las planchas GHD cuando quiero hacerme algún peinado especial. Simplemente con el secador se queda una onda preciosa, con volumen y nada encrespada, así que no necesito pasarme las planchas. ¿Cuál es la temperatura de las planchas? Con suerte, 185º. Pues desde que le ahorro ese daño a mi pelo, de verdad que es otro.

 

¿Merece la pena el secador Dyson?

Juntando todas estas características, encontramos un aparato al cual no se le puede poner un pero. Bueno, si: su precio. Pero ¿cuánto gasto en ir a la pelu a que me reparen las puntas y en tratamientos? ¿Cuánto le regalé el mes pasado al señor Amancio Ortega (bien merecido, desde luego)? ¿Acaso cuando más guapa me veo no es cuando tengo el pelo bonito y sano? Pues salvo que seas la típica que disfruta de su peluquería semanal, el secador Dyson Supersonic es un no brainer.

Después de más de un año de uso, tengo el pelo SANO Y BRILLANTE. Si un día lo quiero dejar secando al aire, no parece un estropajo, como me pasaba antes. Se forman mis ondas naturales y están suaves y con brillo.

¿Es sólo culpa de Dyson? No: es la unión de usar el mejor secador de pelo + la línea Olaplex + Una mascarilla de Keratina que refuerce la cutícula. Siento que he recuperado mi melena de adolescente.

Por cierto, la impresionante Irina Shaik ha vuelto a su pelazo habitual… ¡Malditas hormonas!

¿Merece la pena la inversión si eres de las que sólo se seca y listo? Depende de lo que valores tu tiempo y la salud de tu cabello: poder reducir tu tiempo de secado, y tener el pelo sin encrespamiento y muy suave al terminar… es un sueño para todas las mujeres.

 

¿Dónde comprar el Secador Dyson Supersonic?

Lo encuentras en Amazon.

Y en Sephora. Hasta el 11 de noviembre está rebajado al 25% sólo para compras online.

(De 398,95€ baja a 319,15€).

¡Descuentazo! ¡No lo dejes pasar!

Si lo compras en Sephora tienes 90 días para probarlo. Además, su catálogo de maquillaje y tratamientos es ilimitado. Soy fan total. ¿Os apetece que haga un post de mis productos favoritos de Sephora?

 

Cómo usar el secador Dyson Supersonic

 

 

Supongo que dependerá del grosor y el rizo de cada tipo de pelo. Yo normalmente me seco a 60º (primer punto de calor) y a tope de aire (tres puntos).

Primero le quito la mayor parte de la humedad, siempre de arriba hacia abajo para que el aire no abra las cutículas. Si tengo prisa, o he dejado el pelo secar al aire y sólo necesito domar los rizos, moldeo con un cepillo redondo a 80º (2 puntos de calor). Es fundamental al peinarse no deshacer la forma con los dedos hasta que se haya enfriado el pelo. Para ello, cuando he terminado con todo el pelo, le doy un chute de aire frío (sin punto).

Después de un rato ya puedo deshacer el peinado. ¿El resultado? Sonrisa en mi cara. Cuando me apetece dejar mi onda natural, uso el difusor. Siempre con el primer punto de calor, 60º, queda una melena bonita y sin encrespamiento.  

 

 

Te aseguro que cuando pruebes el Dyson vas a serle fiel toda la vida.

 

¡Mete tu email aquí abajo para no perderte ni un post!

 

COMPARTE EL POST

NO TE PIERDAS NI UNA ENTRADA, SUSCRÍBETE

4 Comentarios

  1. Vir

    Doy fe de tu pelazo!!!

    Responder
    • SrtaPalo

      Jajaja gracias amor! Mételo a la wishlist 😉

      Responder
  2. Cristina

    Que buen post Palo !!!!me has convencido !!!para este verano invierto en el secador lo que me voy a ahorrar de Peluqueria , solo pensar que puedo prescindir de las planchas y del sufrimiento viendo cómo sale humo de mi pelo….muchas gracias

    Responder
    • SrtaPalo

      Muchas gracias Cristina!!! Sin duda, es la mejor inversión posible 😉 Un besito!!!

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *